Seguridad Alimentaria

La seguridad alimentaria y el uso adecuado de tierras es responsabilidad de todos

La seguridad alimentaria y el uso adecuado de tierras es responsabilidad de todos

Para hablar de desarrollo sostenible es indispensable que la pobreza se haya erradicado del mundo actual, de manera que todas las personas vivan con igualdad de oportunidades en un ambiente de prosperidad y justicia. Así está especificado en el plan de acción que la Asamblea General de la ONU adoptó en el año 2015 como parte de la Agenda de Desarrollo 2030.

Alcanzar este desafío implica un articulación concisa y transparente entre gobierno, sector privado y sociedad civil, tal como la que conforma la Coalición para el uso adecuado de tierras y comida, FOLU (por sus siglas en inglés), cuyo objetivo es para el 2050 lograr que 10 millones de personas reciban una nutrición balanceada, al tiempo que se impulsa la economía rural de manera sostenible con el medio ambiente.

Un sueño que se alinea con el compromiso que Colombia viene ejecutando frente al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, especialmente porque “el uso adecuado de la tierra y la seguridad alimentaria son una prioridad a largo plazo para el Gobierno Nacional como parte de los Acuerdos de Paz firmados con las FARC”. Así lo manifestó Sergio Londoño durante su intervención en el panel Coalición para el uso adecuado de tierras y comida, que contó con la presencia de Paul Polman, CEO de Unilever, Svein Tore Holsether, CEO de Yara International y Gunhild Stordalen, Fundadora y Presidente de EAT Foundation, entre otros líderes empresariales y gubernamentales  que defienden la seguridad alimentaria en el mundo.

Londoño agregó que la meta de reducir en un 50% la pobreza en zonas rurales de aquí a 10 años, está cimentada sobre cuatro temáticas claves: infraestructura, desarrollo social, estímulo a la producción y alimentación. Lo anterior implica no solo distribuir la tierra, sino darles a los campesinos los elementos para que sea productiva: riego, crédito, asistencia técnica, asociatividad, posibilidades de comercialización. Lograrlo incluye establecer los llamados Programas Especiales de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), donde se coordinen intervenciones del Estado para que las instituciones trabajen de la mano de las comunidades y así se logren estabilizar las regiones.

“En APC-Colombia creemos que ninguno de estos retos puede completarse sin la participación del sector privado. Cada vez es más claro que no podemos hacer las cosas solos. Las iniciativas del sector privado representan una vía más rápida para llegar a ciertas comunidades y trabajar proyectos globales a nivel local mediante el financiamiento de alianzas productivas”, resaltó Londoño.  

Es así como FOLU representa una oportunidad única para trabajar juntos en la movilización de inversiones verdes, y desarrollo sostenible y amigable con el medio ambiente. Un tema que el gobierno nacional viene trabajando a través del Fondo Colombia Sostenible, que entre sus objetivos busca el empoderamiento de las comunidades y llevar los ODS a zonas afectadas por el conflicto. Como cierre a su intervención, Sergio Londoño ratificó el compromiso de Colombia en el cumplimento de los ODS con “la esperanza de ver los resultados de la paz y asegurar el bienestar de la población rural y la reducción de la pobreza".

Al finallizar el panel, APC-Colombia habló con Paul Polman, CEO de Unilever quien resaltó la labor del país en el cumplimiento de los ODS. 

 

 

Modificado el Jue, 11/06/2020 - 12:50

Una oportunidad para cambiar

Una oportunidad para cambiar

Llegar a los territorios que se encuentran en condición de vulnerabilidad por el conflicto y generar procesos de cambio replicables ayuda a potencializar el desarrollo rural del país.

 

Bogotá, 21 de abril de 2016.  La guerra en el país ha ocasionado que en varios departamentos haya territorios con estructuras organizativas debilitadas, donde los procesos productivos son marginados, hay retroceso en autonomía alimentaria y tienen fracturas en su tejido social.

Con el firme compromiso de revertir estas problemáticas y generar procesos de cambio, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y ONU Mujeres crearon hace un año el programa conjunto “Territorios productivos y con seguridad alimentaria para una población resiliente y en paz, en ecosistemas estratégicos del Cauca”.

Lo que se busca es avanzar hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible comprendidos en la Agenda 2030 (erradicar la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia, y hacer frente al cambio climático, entre otros), como elementos estructurales de la construcción de paz a nivel territorial. Partiendo de lo anterior, el programa se implementa en cuatro municipios del sur del Cauca, una de las zonas rurales más afectadas por el conflicto, pero que aun así presenta un alto potencial en procesos de recuperación temprana.

Por esta razón el programa enfoca sus resultados en tres áreas temáticas: la primera busca fortalecer el liderazgo local con enfoque integral, participativo y de género mediante el diálogo social, intercultural e intersectorial.  Le sigue mejorar la autonomía y seguridad alimentaria y nutricional a partir de los saberes propios de las comunidades y la recuperación de los medios de vida locales.  Y la tercera dirigida a tener más familias de productores rurales con mayores ingresos, a través de la producción diversificada, el fortalecimiento organizacional y el desarrollo de mercados inclusivos.

A partir de estos tres objetivos se organizó el taller de Construcción del Plan Operativo Anual, que se llevó a cabo ayer y hoy en las instalaciones del Comité de Cafeteros del Cauca, en Popayán. Miembros de FAO, PNUD, PMA y ONU Mujeres se reunieron con representantes del Ministerio de Agricultura y la Gobernación del Cauca que vienen desarrollando proyectos de quinua, la Federación de Cafeteros y el proyecto de Investigación Social de la Caficultura del Cauca con un ejercicio piloto en Totoró, la Universidad del Cauca, el SENA, Prosperidad Social y Red Unidos, para juntos revisar los resultados iniciales y preparar el siguiente año de ejecución ya que el programa conjunto concluye el 17 de mayo de 2017.

Con ayuda de la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional de Colombia, APC-Colombia, que fue la entidad encargada de articular este encuentro y construir el programa conjunto, puesto que el enfoque de sostenibilidad ambiental y desarrollo rural hacen parte de la Hoja de Ruta de la Agencia. Una oportunidad para trabajar juntos en los territorios más afectados por el conflicto armado, y ayudarlos a construir paz por medio de prácticas replicables y escalables en más territorios con situaciones similares.

Modificado el Jue, 11/06/2020 - 12:53
Suscribirse a Seguridad Alimentaria