Educación Visión País

Antioquia avanza gracias a la cooperación internacional

Antioquia avanza gracias a la cooperación internacional

La primera visita al departamento de Antioquia tuvo lugar el 2 de agosto en Itagüí. La Institución Educativa Avelino Saldarriaga que hace parte del proyecto “Educación y Paz – Visión País” recibió al director general de APC-Colombia, Sergio Londoño y a Beatriz Mejía, directora de Coordinación Interinstitucional para conversar sobre cómo ha sido formarse con una educación de calidad, que les permite explorar su potencial y reconocer el valor de ser los futuros transformadores de su municipio.

Sobre el proyecto Sergio Londoño afirmó que es fundamental para esta comunidad porque “ha permitido que madres, padres y profesores se formen para ser constructores de entornos sanos, incluyentes y resilientes”. Como proyecto de contrapartida de APC-Colombia en 2016 y 2017, esta iniciativa de educación además cuenta con el apoyo del gobierno de Canadá, War Child Holanda y la Fundación Génesis, que conjuntamente han hecho posible una mejor educación en instituciones en Putumayo, Chocó, Antioquia y Valle del Cauca y así beneficiar a 31.326 niños, niñas y adolescentes, y fortalecer a 2.090 padres de familia y a 1.009 docentes.

En el segundo día de la visita al departamento, el director general se reunió con los jóvenes beneficiarios del programa “Ruta Motor” en Medellín, otro proyecto de contrapartidas impulsado por APC-Colombia en 2015. En la conversación con los beneficiarios de este programa se recopilaron experiencias de transformación que se construyeron gracias a la educación técnica que adquirieron. El programa consiste en una alianza público-privada con la Fundación Neme que cuenta con recursos de la cooperación sueca y cuyo objetivo es darles oportunidad de empleo a estos jóvenes provenientes de sectores marginales de Antioquia.

De este proyecto se destaca que el 72% de los participantes que han completado la formación técnica han sido contratados por empresas y han decidido continuar estudios superiores. Así mismo, el 89% de los jóvenes que terminan la etapa lectiva han realizado prácticas laborales.

“En los dos proyectos que visitamos en Antioquia ha sido crucial el vínculo que hemos creado con la Agencia de Cooperación Internacional de Medellín, porque nos ha permitido hacer un trabajo coordinado que lleve más oportunidades de cooperación al departamento”, comentó Sergio Londoño en el cierre de las visitas. Como muestra de ello, están los diversos proyectos que se han realizado a través de la Cooperación Sur-Sur, como la iniciativa Ele-Focalae y el Programa Mana, y 10 intercambios Col-Col organizados por APC-Colombia.

Sobre estos últimos, Beatriz Mejía destacó el intercambio más reciente, “Tejedores de paz” en el que 24 artesanos de 11 departamentos del país se reunieron en un espacio de aprendizaje e intercambio de conocimiento en torno al emprendimiento y liderazgo artesanal. Este Col-Col, que se realizó entre el 25 y el 28 de junio, estuvo orientado a la construcción de escenarios de paz, al rescate de técnicas ancestrales y a la creación del tejido social.

Modificado el Jue, 11/06/2020 - 12:47

Cuando la calidad educativa va más allá de las letras y de los números

Cuando la calidad educativa va más allá de las letras y de los números

Al referirse al programa, niños, jóvenes y maestros beneficiarios, resaltan como este “es un espacio que ha permitido volver a soñar y a aprender de manera divertida” y se ha convertido en “una herramienta que nos reta en la búsqueda de nuevas posibilidades y estrategias para trabajar en comunidad en familia, con los niños y con compañeros docentes”.

La estrategia de trabajo de “Educación y Paz: Visión País”, en palabras de uno de los jóvenes: “ha generado oportunidades para el cambio social permitiéndonos ser amorosos, respetuosos y amables con compañeros, profesores y mis papás”.

Este resultado es producto del programa “Educación y Paz: Visión País” que, más allá de las letras y de los números,  ha enseñado a toda una comunidad educativa a recrear espacios de reconciliación para transformar la realidad de quienes han sido víctimas o testigos del conflicto armado, especialmente de niños, jóvenes, docentes y padres de familia de los departamentos de Chocó, Antioquia, Valle del Cauca y Putumayo.

El programa, a través de sus dos líneas de trabajo: con Paz aprendemos Más y Palabrario & Numerario, ha propiciado espacios para que los niños y jóvenes se motiven a aprender más matemáticas, a leer, escribir y a sacar mejor provecho de su tiempo libre, no solo como respuesta a un currículo escolar, sino para fortalecer las habilidades comunicativas y sociales.

Así, este programa le apunta a las metas actuales del Plan Nacional de Desarrollo y al propósito del Gobierno Nacional de mejorar la calidad de la educación, especialmente de las personas que viven en zonas apartadas rurales y que han sido afectadas por el conflicto armado.

Un 2017 con resultados significativos

Este año, se superó la meta con un 151% de cumplimiento al atender a 1.950 padres y madres de familia: 429 en Chocó y 1.521 del Putumayo, en jornadas de capacitación y escuela de padres.

Asimismo, se favorecieron 2.652 niñas, niños y adolescentes: 1.110 en Chocó y 1.542 en Putumayo, en empoderamiento y fortalecimiento de habilidades para la vida.

Entre marzo y noviembre de 2017 se capacitaron 64 facilitadores, todos líderes comunitarios que apoyan las actividades de PaZatardes, en hábitos de estudio, apoyo sicosocial, estrategia de internados y competencias en matemáticas y lenguaje. Y de abril a noviembre 2017 se fortalecieron las capacidades pedagógicas de 672 docentes: 261 docentes en Chocó y 411 en Putumayo.

Todos estos logros alcanzados son el resultado de la coordinación entre el sector público, la cooperación y las alianzas territoriales.

 

 

Modificado el Jue, 11/06/2020 - 12:50
Suscribirse a Educación Visión País